Historia de Marcela Mallet


El 26 de marzo de 1805, al día siguiente de la fiesta de la Anunciación, nace Marcela Mallet en Côte-des-Neiges (Montreal).






Al día siguiente, Marcela es bautizada en la iglesia Notre-Dame de Montreal..






1806. Sus padres dejan su pueblo natal para ir a vivir a Asomption. De nuevo, la muerte golpea duramente a la familia. Después del nacimiento de Marcela, otros tres bebés murieron... Y en 1810, su padre muere cuando su esposa espera otro hijo.






Pero este hijo no vivió... La madre no puede hacer instruir a sus dos hijos en la escuela de Asomption porque ésta es inglesa y protestante. Cinco años más tarde, emprobecida, ella confía Narciso al tío Parent de Lachine y lleva de nuevo a Marcela a Côte-des-Neiges.


Marcela asiste a las clases de catecismo y el 24 de abril de 1817 hace su primera comunión.






Marcela se encuentra de nuevo con Narciso en Lachine.
Un día, su amiga Eulalia Lagrave la visita antes de ingresar en la congregación de las Hermanas Grises de Montreal. Esta congregación fue fundada en 1737 por la Hermana Margarita d'Youville.






Marcela aprende con su tía los quehaceres domésticos. Cuando está sola, trata de instruirse.









Sin embargo, cuando uno quiere...


















El 6 de mayo de 1824, ella ingresa al noviciado de las Hermanas Grises de Montréal.






El 18 de mayo de 1826, Marcela hace su profesión como Hermana Gris y como hija espiritual de la Madre d'Youville.






En los años siguientes, la Hermana Marcela hará diferentes trabajos: en la cocina, en la sala de niños, en la sala de ancianos o de mujeres enfermas.









1840. Las Hermanas Grises de Montréal, a pedido del obispo, Monseñor Bourget, ofrecen cuatro hermanas para fundar una nueva congregación: las Hermanas de la Caridad de Saint-Hyacinthe. Una de ellas es administradora del Hospital General. Y el 7 de mayo 1840.






* El Hospital General de Montréal es regido por un consejo de doce administradoras vitalicias. Las tres primeras son: la Superiora, la asistente y la maestra de novicias.






El 1ero de abril de 1845, ella es nombrada como asistente de la Superiora.






En 1846, las Hermanas Grises de Montreal inauguran el servicio a domicilio para las familias pobres. La Hermana Mallet es la que inicia este servicio.






Durante el verano de 1847, el tifus, traído por los marinos irlandeses, ataca a los habitantes de Montréal. 3,862 personas mueren. Siete Hermanas Grises de Montréal fallecen en esta oportunidad.






De 37 hermanas, 23 sufren de tifus. Entre ellas se encuentra la superiora. La asistente sigue en pie.






La Comunidad encuentra un poco de alegría en la celebración del centenario de la entrada de la Madre d'Youville al Hospital General de Montréal.









En mayo de 1848, Mons. Turgeon preside en Quebec, una reunión de la Sociedad de Caridad de las Damas Católicas de la ciudad.






El Padre Martín, Superior de los Jesuítas, sugiere a Mons. Turgeon que él haga venir a las Hermanas Grises de Montréal. Ellas ya han ofrecido algunas hermanas para fundar las casas de Saint-Hyacinthe, Rivière-Rouge y Bytown. Las Hermanas Grises de Montréal estudian el pedido de Mons. Turgeon.






La Comunidad reza durante nueve días para hacer una buena elección de las personas.






Cinco hermanas son elegidas para esta fundación. El 23 de junio de 1849, la Madre Marcela Mallet es elegida como superiora del grupo.

Narciso Mallet y su anciana mamá...






La despedida de la Comunidad, el 21 de agosto de 1849...






Es la cuarta y última separación del Hospital General de Montréal.






El 22 de agosto de 1849, llegan a Quebec la Madre Mallet y las Hermanas Pilon, Perrin, Terriault, Clément y una novicia, Sor Dunn.










Pero una sorpresa agradable les espera...






Al Obispado, Monseñor Turgeon presenta a Monseñor Signay a las Hermanas de la Caridad.






A la tarde, ellas visitan los tres monasterios de la ciudad.






Monseñor Turgeon consulta con algunos médicos y él acepta el pedido de la Madre Mallet.









* Y ninguna de ellas murió.






¿ Dónde dormir?












Desde los primeros días de su llegada a Quebec, La Madre Mallet comienza la visita a los pobres...









...y el cuidado de los enfermos.






El 7 de septiembre, Serafina y Celina Roy entran en la congregación. Su madre pronto vendrá a vivir con ellas, como pensionista.






El cólera hace 1185 víctimas. La Madre Mallet se ocupa de todos los huérfanos que vienen junto a ella. Recogerá más de 1100 huérfanos.









La Madre Mallet es la encargada de la formación de las nuevas candidatas. Pero ella enseña sobre todo con el ejemplo.









El 8 de octubre de 1849, se inauguran cuatro cursos.









El día de la primera comunión, después de la misa.






El 22 de febrero de 1850, se realiza la primera profesión religiosa en la comunidad de las Hermanas de la Caridad de Quebec.






La Madre Mallet escribe a su amiga, Sor Lagrave, misionera en Rivière-Rouge.






Monseñor Turgeon comienza la construcción del Hospicio cerca del orfanato. Él colabora también con sus bienes.






El Padre Proulx, director espiritual de la comunidad.









Primavera de 1851.






Las Damas católicas organizan una venta para recolectar fondos para la construcción del Hospicio.






Los miembros del clero, los Hermanos de las Escuelas Cristianas, las Hermanas del Hôtel-Dieu, las del Hospital General de Quebec, las de la Congregación de Notre-Dame y las Ursulinas contribuyen en esta obra.






Las Hermanas de la Caridad de Quebec no se quedan atrás en el trabajo.









Las Hermanas trabajan hasta tarde...






Fabricación de cirios.









El 20 de julio de 1851, se realiza la bendición de la primera piedra.






El arquitecto Baillargé quiere poner una cúpula al edificio. El Obispado acepta esta propuesta.









Diciembre de 1853. La plata comienza a faltar.









La vida continúa en el orfanato y en la escuela.El mismo año de 1853, la Madre Mallet instituye la fiesta de "La Santa Infancia" para ayudar a las misiones.









La construcción avanza rápidamente. El gobierno se prepara para tener su sesión parlamentaria en el hospicio. El 3 de mayo de 1854, a las nueve y media dela noche...









Junio de 1854. El cólera aparece de nuevo en Quebec.






Julio de 1854. Las autoridades del Hospital de la Marina recurren a las Hermanas de la Caridad para pedirles su ayuda. Las gentes se inquietan.






Existe un proyecto para unir, en una misma congregación, las Hermanas Grises de Montreal y sus cuatro fundaciones. Pero esto no pudo realizarse. Las Hermanas que habían dejado el Hospital General de Montreal pueden volver allí, si lo desean.
En Quebec, la Madre Mallet se queda sola con Sor Pilon, que desea partir
también.
¡Qué cruz más pesada para la Fundadora!









El 14 de octubre de 1854, un obrero cae del cuarto piso del Hospicio en construcción y muere.






Monseñor Turgeon se encuentra con el Padre Taschereau.






En febrero de 1855, Sor Pilon muere de tifus. Muchas hermanas están enfermas. Monseñor Turgeon está paralítico.






Las Hermanas Grises de Montreal y las Hermanas de las otras fundaciones se entienden bien. La Madre Isabel Bruyère, fundadora de las Hermanas de la Caridad de Bytown, escribe...
...Por el momento, no veo lo que Dios pueda retirarles.
Nosotras compartiríamos, de todo corazón, su trabajo, si la distancia que nos separa no fuera tan grande.






En enero de 1856, las Hermanas reciben a las ancianas pobres...






...y a las damas pensionistas.






Septiembre de 1856. Comienzo del año escolar en el Hospicio reconstruido.






La Madre Mallet tiene la costumbre de hacer una cruz en la frente de los niños.






El 2 de febrero de 1856, la Sra. Roy, fundadora de la congregación de las Hermanas del Buen Pastor de Quebec, hace su profesión religiosa.






En julio de 1856, las Hermanas visitan en Montreal el cofre que conserva las reliquias de la Madre d'Youville.






...y a las Hermanas de la Providencia, una de sus antiguas huérfanas, Mary Ann Flynn, actualmente hija de la Madre Gamelin, acompaña a la Madre Mallet.






En junio de 1857, la Madre Mallet recibe a las Hermanas de la Presentación.






Mayo de 1857. Con el Padre Cloutier, párroco de Cacouna.






29 de agosto de 1857. Es así como comienza, para las Hermanas de la Caridad de Quebec, la era de las fundaciones.






Un convento de campaña.













LAS FUNDACIONES DE ENTONCES:






Cada año, la Madre Mallet visita sus casas...






...y ella escribe a sus hijas ausentes.






En la Casa Central, como en las fundaciones, la vida es difícil...Sin embargo, las vocaciones son numerosas.












En su erección canónica, la Congregación recibe como regla, la de las Hermanas Grises de Montreal. Una adaptación es necesaria. Para ello, Madre Mallet recurre a los Jesuítas, directores espirituales de las Hermanas desde 1853.


Agosto de 1863.









Y el 22 de agosto de 1863












La Madre Mallet confía a Sor María de la Natividad la obra de ayuda a los seminaristas y la visita a los pobres.



/center>





Un rico, a quien las Hermanas solicitan su ayuda, escupe en la mano de una de ellas.










Diciembre de 1863. Sor María de la Natividad hace una venta.






Desde 1855, la Madre Mallet es un apóstol de la devoción al Corazón de Jesús.






23 de junio de 1865, fiesta del Corazón de Jesús.






En julio de 1866, la Regla del Instituto, aprobada por el Obispo en enero de 1864, recibe la aprobación pontifical, por diez años. El 4 de agosto, las Hermanas realizan nuevas elecciones generales. La Madre Mallet, que dirige el Instituto desde hace 17 años, es reemplazada por Sor San Luis.



La Madre Mallet trabaja en el dispensario que se abre para los pobres en enero de 1866.






Junio de 1868. La Madre Mallet visita la casa de Carleton que fue fundada el año anterior.






...Esta niña llegará a ser la sexta superiora del Instituto.



En junio de 1869, se produce un nuevo incendio. La Madre Mallet sufre de cáncer desde hace unos meses.



/center>










La Madre Mallet muere el 9 de abril de 1871, a las dos y cuarto de la mañana. Es el día de Pascua.